El futuro de la producción de concreto mexicano es rentable y sostenible

La crisis financiera iniciada en el año 2008 afectó de manera negativa la economía mexicana, en gran parte debido a los lazos económicos el mercado estadounidense y la dependencia del mismo. Sin embargo, las organizaciones mexicanas que en ese momento invirtieron en innovación quedaron bien posicionadas para incrementar la rentabilidad, cumplir con las nuevas demandas de los clientes y dejar atrás a la competencia cuando la economía volvió a crecer.

En la actualidad, la economía mexicana se enfrenta de nuevo a la incertidumbre y, al igual que en 2008, la industria de la construcción se ve grandemente afectada. En 2020, los productores de concreto sufrieron el recorte de volúmenes de producción de un 30 hasta un 40% y, aunque en 2021 la industria se ha recuperado hasta llegar al 80 y al 90% de sus volúmenes de producción antes de COVID, muchos de los retos persisten.

La inflación, los efectos del cambio de divisas, los obstáculos con la cadena de suministro y demoras de los proyectos hacen que el costo de la materia prima sea más alto que nunca. Como consecuencia, los grandes proveedores de cemento predicen que los incrementos del 20% de los precios se trasladarán a los productores de concreto este año.

Los productores deben absorber estos costos o trasladarlos a sus clientes en un mercado ya de por sí competitivo, con alta sensibilidad a los precios. Es decir, a menos que inviertan en la innovación.

Si realizan algunos cambios pequeños que no perturben las operaciones actuales, los productores pueden invertir en nueva tecnología o procesos que pueden crear eficiencias que estimulen la rentabilidad y los diferencien para obtener más clientes. La mineralización del carbono es una de estas tecnologías.

Innovaciones en la mineralización de carbono para premezclas

Para los productores mexicanos, la mineralización de carbono puede ser un término nuevo, pero nuestros vecinos en los Estados Unidos y Canadá ya han estado conversando al respecto en los últimos años.

CarbonCure creó una tecnología única para la industria del concreto: inyecta una dosis precisa de dióxido de carbono capturado en el concreto durante la mezcla, donde se mineraliza. Mejora la fuerza de compresión del concreto, con lo que permite a los productores reducir el contenido de cemento sin afectar el rendimiento o la durabilidad. Como resultado, el ahorro en costos es significativo y las reducciones de la huella de carbono se vuelven muy atractivas para la creciente industria de la construcción ecológica.

Sostenibilidad como ventaja competitiva

En la actualidad, México ocupa el lugar número 13 en emisiones de gas de efecto invernadero (GHG, por sus siglas en inglés) y el segundo en América Latina, después de Brasil. Debido a esto, todos los niveles de la sociedad se enfocan cada vez más en la sostenibilidad:

  • México fue uno de los países que participó en la COP 26.
  • Muchas empresas globales que invierten en México han contraído sólidos compromisos climáticos.
  • Crece la demanda pública con la sostenibilidad.

Además, nueva legislación y reformas fiscales son inminentes en todo el país. Por ejemplo, Samuel García Sepúlveda, el nuevo gobernador de Nuevo León, acaba de presentar una reforma fiscal ecológica en la cual las empresas que crean contaminación deben pagar por remediarla. Los impuestos que se cobren a los contaminadores se invertirán en iniciativas verdes como la reforestación.

El concreto es un área específica en la que se enfocan muchas de estas iniciativas. El cemento, el ingrediente clave que da al concreto su fuerza, tiene una enorme huella ambiental. De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía, el cemento es responsable de las emisiones de hasta un 7 por ciento del CO₂ en el mundo, y 7 por ciento del consumo industrial de energía. A menos que puedan lograr cambios que reduzcan las emisiones de carbono incorporadas, los productores de concreto en Nuevo León y otras regiones se verán afectados por las nuevas reformas fiscales.

Oportunidades de crecimiento con concreto sostenible

Existen tres oportunidades específicas para la construcción en México donde el concreto sostenible será una consideración clave. Los productores que no han considerado desarrollar mezclas sostenibles de concreto perderán participación de mercado de manera importante ante su competencia en proyectos lucrativos en estas áreas de crecimiento.

1. Plantas productoras de automóviles

La economía de Guanajuato depende de la inversión extranjera directa en la fabricación de automóviles lo cual hizo que las exportaciones en general del estado crecieran de $200 millones en 1993 a $20 mil millones al día de hoy. Las sedes de Nissan, Honda, BMW, Toyota, y de cientos de otros fabricantes de equipos originales y proveedores se ubican en el área. Estas marcas reconocidas en todo el mundo se han comprometido de una forma muy sólida a reducir las emisiones de carbono de los autos que fabrican y de sus operaciones de producción.

A medida que estas empresas siguen invirtiendo para ampliar sus operaciones en Guanajuato, dependerán de contratistas de la construcción y proveedores de materiales de construcción de bajo contenido de carbono para ayudarles a lograr valiosos puntos en la certificación LEED con el fin de cumplir con los compromisos climáticos que han hecho.

La tecnología de CarbonCure contribuye con los puntos de la certificación LEED v4 en dos subcategorías de Materiales y Recursos (MR): Reducción del impacto de ciclo de vida de la construcción y Optimización y revelación de producto de la construcción - Declaraciones de producto ambiental.

Impacto en la sostenibilidad: Una planta productora*

  • Concreto utilizado: 27,187 yardas cúbicas (20,786 metros cúbicos)
  • Reducción potencial de cemento: reducción de aproximadamente un 3% (junto con otras mejoras de mezcla favorables)
  • Posible ahorro de CO2: 379,000 libras (171,912 kilogramos)
  • Equivalente al dióxido de carbono absorbido por 211 acres (85 hectáreas) de bosques mexicanos en un año.

*Basado en un reciente proyecto de referencia en los Estados Unidos

2. Centros de datos

El sector tecnológico presenta una enorme oportunidad de crecimiento para los productores de concreto en México. El mundo aprovecha el aspecto digital en todas las áreas de la vida, y las empresas tecnológicas como Oracle, Microsoft, y AWS están construyendo centros de datos en Querétaro y otras regiones de México para mantener su trayectoria de crecimiento que al parecer no tiene fin.

El concreto es el material perfecto para la construcción de este tipo de proyectos, no se oxida ni se pudre y resiste fuego, viento, agua y sismos. Sin embargo, existe otra razón por la cual las empresas tecnológicas prefieren el concreto como material de construcción: su innovador potencial de bajo carbono.

Las empresas tecnológicas están a la vanguardia en compromisos de sostenibilidad para cumplir con sus ambiciosas metas de reducción de carbono. Como resultado, la neutralidad del carbono y la negatividad del carbono se están convirtiendo en prácticas comerciales estándar en todo, desde las compras y la cadena de suministro hasta la construcción.

El concreto hecho con CarbonCure ha recibido la aceptación de muchos proyectos de centros de datos en los Estados Unidos debido a su reducción de carbono y sus propiedades de eliminación de carbono.

Impacto en la sostenibilidad: Un centro de datos o de tecnología*

  • Concreto utilizado: 8,000 yardas cúbicas (6,116 metros cúbicos)
  • Posible reducción de cemento: Reducción de 5-6%
  • Posible ahorro de CO2: 240,000 libras (108,862 kilogramos)
  • Equivalente al carbón absorbido por 133 acres (54 hectáreas) de bosques mexicanos en un año.

*Basado en un reciente proyecto de referencia en los Estados Unidos.

3. Almacenes y centros logísticos

México es un destino atractivo para centros logísticos de comercio electrónico. Después que el gobierno de Trump impuso nuevos aranceles a los artículos chinos hace algunos años, algunos vendedores por Internet comenzaron a depender de una exención aduanal de los Estados Unidos conocida como el “umbral de minimis”, que estipula que los paquetes con un valor menor a $800 se pueden importar a los Estados Unidos libres de impuestos, siempre y cuando se envíen directamente a los clientes individuales.

Como consecuencia, se construyeron nuevos almacenes, centros de distribución y logísticos en todo México, de manera específica a lo largo de la frontera con los Estados Unidos. Los gigantes del comercio electrónico como Amazon están invirtiendo grandes cantidades y, al igual que las empresas de centro de datos, están firmemente comprometidos con las prácticas de construcción sostenible.

Como resultado, los arquitectos y contratistas están buscando nuevas formas de cumplir con sus demandas de materiales de construcción sostenibles. Muchos de estos proyectos en los Estados Unidos han utilizado el concreto fabricado con CarbonCure.

En las losas de los pisos de almacenes, el acabado del concreto utilizado es crucial, estos pisos deben ser increíblemente planos y nivelados (medidos por números FF y FL) de manera que permitan que la maquinaria pesada opere de manera eficiente. En un proyecto reciente, CarbonCure excedió la especificación del proyecto para FF 50 / FL 35 de modo significativo a FF 69 y FL 51.

Impacto en la sostenibilidad: Un centro de distribución o almacén*

  • Concreto utilizado: 150,000 yardas cúbicas (114,683 metros cúbicos)
  • Posible reducción de cemento: Reducción de 5-6%
  • Posible ahorro de CO2: 428,260 libras (194,255 kilogramos)
  • Equivalente al dióxido de carbono absorbido por 238 acres (96 hectáreas) de bosques mexicanos en un año.

*Basado en un reciente proyecto de referencia en los Estados Unidos

Listos para la recuperación

La industria del concreto es una de las industrias más antiguas del mundo. Esto se debe a su capacidad de innovar en momentos clave con el fin de satisfacer las futuras demandas de la sociedad moderna. Hoy la industria se enfrenta a una de estas coyunturas.

Los productores mexicanos de concreto que invierten en innovaciones como CarbonCure estarán en su mejor momento, listos para la recuperación económica.

CarbonCure no solo reduce la necesidad de cemento, uno de los ingredientes más caros y con altos niveles de carbono en la producción de concreto, también inyecta dióxido de carbono en la mezcla de concreto, para almacenarlo como mineral durante la vida de la estructura.

Los productores de concreto en todo el mundo ya están tomando medidas proactivas de sostenibilidad con el fin de crear una ventaja competitiva en sus mercados que solo los beneficiará a medida que se recupera la economía.

Descargue nuestro nuevo libro electrónico Innovación en una recesión o comuníquese con nosotros para obtener más información.


Compartir
El alza de los precios de cemento crea oportunidades de sostenibilidad para los productores de concreto mexicanos Thumbnail
junio 2, 2022

El alza de los precios de cemento crea oportunidades de sostenibilidad para los productores de concreto mexicanos

Los productores de concreto pueden reducir los costos de producción si adoptan tecnologías sostenibles e innovadoras como la de CarbonCure.
Tecnología y Sostenibilidad en México: La ventaja del concreto bajo en carbono Thumbnail
mayo 30, 2022

Tecnología y Sostenibilidad en México: La ventaja del concreto bajo en carbono

Los productores con visión a futuro que adopten un concreto sostenible podrán diferenciarse y obtener una ventaja competitiva.